Inicio Salud Chicos-chicas, diferente adolescencia

Chicos-chicas, diferente adolescencia

Esta etapa no es igual para chicos que para chicas

La adolescencia es una etapa de la vida complicada porque implica el final de la infancia y no solamente conlleva cambios físicos sino también emocionales. El cuerpo iniciará el cambio cuando esté preparado, no hay una edad o un curso escolar determinado. Existen factores externos como el clima, la alimentación e incluso las horas de sueño y descanso que pueden condicionar el inicio y el correcto desarrollo del niño o la niña en su pubertad.  

CAMBIOS FÍSICOS

Tanto ellos como ellas viven cambios en su cuerpo, pero los de las chicas duran más tiempo, mientras que los niños los experimentan durante unos  4 años, aproximadamente.

Crecimiento y cambio de silueta

Aunque a ambos sexos les empiezan a crecer y a desarrollar varias partes del cuerpo, en el caso de las chicas se acentúa en los pechos y las caderas, mientras que los chicos aumentan el volumen de los hombros, su musculatura y, en consecuencia, su peso.  En los primeros años las niñas suelen percibirse como más altas que los niños pero suele ser transitorio ya que los niños inician el crecimiento más tarde y durante más tiempo.

Aumento del vello

Las axilas, las piernas y los genitales de ambos sexos empiezan a cambiar debido a un crecimiento acentuado del vello. A los chicos también les crecerá pelo en la cara.

Incremento de hormonas

Las hormonas que aumentan en los organismos femeninos son estrógenos y la progesterona y en el de los chicos la testosterona. Este aumento produce cambios muy notables en el comportamiento y en el estado de ánimo de los adolescentes. El síndrome premenstrual es muy común en las chicas, que puede ocasionarles un sentimiento de tristeza, y en los chicos el aumento de hormonas puede derivar en una mayor agresividad y un cambio en el olor del sudor así como la aparición de granos o acné.

Maduración sexual: menstruación y eyaculación

El desarrollo genital está muy presente en la etapa de la adolescencia. Las chicas comienzan con la menstruación y a los chicos les aumenta el volumen del pene y de los testículos. En el caso de los niños suelen tener lo que se denomina “sueños húmedos” que consiste en eyacular mientras duermen. A veces se asustan o se avergüenzan porque mojan la cama y la ropa interior. También pueden experimentar algún tipo de molestia o incluso dolor. Si el dolor persiste hay que consultarlo con un médico.

CAMBIOS EMOCIONALES

No solo los estados de ánimo, sino también cambian sus estilos de vida.

Mayor preocupación por su imagen corporal

Hay que hacer entender a los jóvenes que su cuerpo está cambiando y tienen que aceptarlo lo más rápido posible para que la confianza en ellos mismos y su ánimo no se vengan abajo. Las chicas manifiestan estas inseguridades con más evidencia, aunque son los dos los que empiezan a protagonizarlas.

Incremento de las relaciones con personas de su misma edad y género

La tendencia es que las chicas se relacionen entre ellas para aconsejarse y para mejorar su físico y su forma de vestir, mientras que los chicos pasan el rato practicando actividades deportivas para aumentar su musculatura y verse más atractivos.

Disminución de la comunicación y el tiempo para pasar en familia

En la etapa adolescente, lo jóvenes se adentran en su mundo y se alejan del de sus familiares cada vez más. Aunque no se pierde la comunicación del todo, pues los padres necesitan saber de sus hijos y no desconectarse de una de las etapas más difíciles de su vida. Las chicas hablan más que los chicos, tanto con sus madres como con sus padres, a diferencia de los chicos, que suelen comunicarse mucho más con la figura materna que con la paterna, ya que la ven más abierta y disponible a entenderlos.

Páginas webs útiles:

Consejos del Ministerio de Sanidad y Salud Pública Gobierno de España

American Pediatrics Association

Infància i adolescència en la Generalitat de Catalunya

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará