Inicio Actualidad Cómo competir contra un robot

Cómo competir contra un robot

por un puesto de trabajo

Robots, impresoras 3D e inteligencia artificial son los tres ejes del desarrollo tecnológico que planta cara a las dotes humanas en prácticamente todas las actividades laborales conocidas hasta el momento: robots directores de orquesta, periodistas, cocineros, enfermeros, …

A pocos días de iniciar el año 2018, los objetivos para el 2020 se pueden acariciar, ya no parece un futuro lejano, una cuenta atrás real se está produciendo y estamos viviendo los inicios de la Cuarta Revolución Industrial de la Humanidad, la de los robots. Sistemas ciberfísicos y una nueva forma de organizar la producción industrial, la llamada ‘Industria 4.0’ son algo real y cada día más visible.  Los gobiernos y empresas privadas invierten y se esfuerzan en robotizar procesos. Mejorar las máquinas para que sean más autónomas y económicas que un ser humano. La robotización laboral ya no solo afecta a los sectores de producción propiamente dicho, sino a todos los ámbitos económicos incluidos los creativos y artísticos.  

Ante la evidencia de los números y los datos de suplantación de personas por robots, llegamos a la siguiente pregunta,

 ¿Cómo competir contra un robot

por un puesto de trabajo?

 

 

 

 

Decidimos formularle esta pregunta a Raúl Sánchez, director de Randstad Technologies en España y esta fue su respuesta:

R. Sánchez: Realmente van a ser los puestos de más baja cualificación los más susceptibles de desaparición como consecuencia de la asunción de dichas tareas por robots. En concreto se estima que menos del 5% de los puestos más demandados en el futuro sean realizados por operarios, 3% por especialistas de oficios y menos del 2% por especialistas de tareas. Hay determinadas posiciones en las que el factor humano, la parte touch, ‘contacto’, va a continuar siendo de total relevancia, de hecho, aproximadamente el 38% de los profesionales demandados en el futuro serán los denominados knowledge workers , o ‘trabajadores capacitados’, y cerca del 35% serán los que denominamos líderes.

 

“Los puestos de más baja cualificación los más susceptibles de desaparición”

 

 ¿Qué cualidades debe tener el trabajador del futuro?

R. Sánchez: Las habilidades y competencias más relevantes en los profesionales del futuro serán aquellas que no son replicables por un robot, como la capacidad de resolución de problemas complejos, el pensamiento crítico, la creatividad, la gestión de personas, coordinación, inteligencia emocional, toma de decisiones, orientación al servicio, negociación y flexibilidad cognitiva.

“Ingenierías en informática, telecomunicaciones y biotecnología

son las profesiones menos susceptibles de ser robotizadas”

 

¿Qué profesiones son las que menos van a sufrir en la robotización laboral?

R. Sánchez: Todo indica que los grados técnicos como las ingenierías en informática, telecomunicaciones y biotecnología son las profesiones menos susceptibles de ser robotizadas. Adicionalmente a lo anterior, todas las actividades en las que el trato personal, y el contacto en la relación sea fundamental para prestar un nivel de servicio muy elevado, serán las profesiones menos susceptibles de ser automatizadas.

 

UK ha anunciado que espera que más de un 30% de los puestos de trabajo sean realizados por máquinas en muy pocos años y en España, la OCDE, advierte que pueden verse afectados más del 12% de los empleos en un corto periodo de tiempo. Hay que ser positivo y recordar que ya en los años 90, del siglo XX, convivimos con procesos de cambio en el mercado laboral gracias a  internet y los mercados on line, creando nuevas oportunidades de empleo, inimaginables antes.

 

Fuentes:

Robot automation will 'take 800 million jobs by 2030' – report

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará