Inicio Salud Cómo evitar las agujetas

Cómo evitar las agujetas

¡Las agujetas pueden ser un auténtico calvario!

Octubre tiene daños colaterales como por ejemplo empezar alguna actividad física después del  relajamiento e inactividad típica del verano.

Las agujetas pueden ser un auténtico calvario; las horas siguientes de haber realizado cualquier actividad física el subir o bajar escaleras puede ser todo un sacrificio después de una cita con el gimnasio, o incluso levantar un bolígrafo y ya no digamos una taza de té.

Las famosas agujetas o científicamente bautizadas como “dolor muscular de origen retardado” no son producidas por cristales de ácido láctico que pinchan el músculo, eso es un mito erróneo.  Actualmente los estudios apuntan como principal causa a una reacción inflamatoria en respuesta a las microlesiones musculares y tendinosas que se producen al no estar el músculo adaptado a la intensidad del ejercicio. No hay muchos remedios una vez que las sufrimos, lo mejor es intentar evitarlas, aquí van algunos consejos:

El más lógico, no iniciemos un nuevo entrenamiento como si lleváramos haciéndolo toda la vida. El ejercicio debe aumentarse de forma progresiva dependiendo de nuestra capacidad y forma física.

No hacer la actividad directamente, hacer estiramientos antes, un pequeño calentamiento (puede ser andar cinco minutos antes de la actividad) y volver a estirar después de la misma.

Hidratarse antes, durante y después de la actividad. Agua ya es suficiente pero si se desea se pueden ingerir bebidas isotónicas para reponer minerales. Comer frutos secos antes y durante el entreno pueden evitar la pérdida de minerales.

Si a pesar de todo esto las agujetas aparecen, hay poco remedios efectivos, uno es seguir haciendo ejercicio físico de bajo impacto, beber mucha agua, intentar estirar los músculos (cosa que será doloroso) y en último término recurrir a anti inflamatorios ya sea de vía oral o bien a través de cremas mediante un masaje que también puede resultar doloroso cuando hay agujetas.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará