Inicio Salud ¿Cómo reaccionar cuando pegan a tu hijo?

¿Cómo reaccionar cuando pegan a tu hijo?

Muchos padres se encuentran, durante el crecimiento de sus hijos, ante una situación que es muy común: su hijo sufre la violencia de otro niño o niña, ya sea en la escuela o en espacios de juegos y deportes.

¿Cómo actuar ante estas situaciones? ¿Qué le se le debe decir al niño que lo sufre?

Lo primero que se debe hacer es transmitir la suficiente confianza al niño como para que cuente contigo ante un momento de angustia y dificultad. No hay que dudar de lo que explica, para que así pueda seguir pidiendo ayuda en un futuro. El niño afectado debe sentir que sus padres están de su lado y que se buscará una solución al problema.

Existe la tendencia general a pensar que los adultos deben dejar gestionar a los niños los conflictos que les incumben. Pero no es así. Los niños, en especial los más pequeños, están en pleno proceso de adquisición y desarrollo de sus habilidades y conocimientos. Y tienden a crear modelos que observar e imitar. Es por ello que los niños necesitan un referente para aprender a solucionar conflictos, a resolver problemas y a desarrollar sus habilidades sociales. Si el adulto ante esta situación se queda al margen de lo que pueda pasar, privamos al pequeño de la oportunidad de aprender y de tener un referente de confianza para su aprendizaje.

La herramienta fundamental que se le debe dar al pequeño para que se defienda ante uno de estos casos, es pedir ayuda. Silenciar las agresiones nunca es la solución. De hecho, en muchos colegios y también en muchas familias la violencia está normalizada justificando lo que sucede  con expresiones como «son cosas de niños». No siempre resulta fácil distinguir cuando es cosa de niños y cuando empieza a ser una situación violenta.

Queremos saber la opinión de un profesional y consultamos a Juan Múzquiz Herrero, responsable del departamento de Psicología en Appvise, una aplicación dedicada a la  prevención, detección y gestión del bullying,  o acoso escolar.

Según el Sr. Múzquiz, primero, necesitaríamos recoger bien la información. Cada situación es diferente. Dicho esto, podríamos darles a los padres unos consejos generales:

1- Favorece la comunicación y, aunque es difícil, gestiona bien tu reacción emocional. De lo contrario, es probable que tu hijo te cuente menos.

2- Evita tomarte la justicia por tu cuenta.

3- No pierdas tu objetivo de vista: Que tu hijo esté bien.

4- Coméntale que le informarás antes de iniciar acciones. Con ello se le manda el mensaje de que él puede hacer algo para solucionar el problema y te contará con mayor tranquilidad.

5- Lleva un registro de las situaciones.

6- Mantén una actitud serena pero firme con el centro. Obliga al centro a ser concreto en las medidas que van a tomar y haz porque queden por escrito. Comprueba que se están llevando a cabo. El centro debe ser un aliado y no un enemigo.

La exposición a violencia puede afectar gravemente a la autoestima de los niños, consecuentemente también en sus habilidades sociales y en muchos otros aspectos de su personalidad. El niño puede generar una percepción negativa de la competencia personal o  bien desarrollar una actitud pesimista comprometiendo su desarrollo emocional. 

Si te gustó este artículo, te recomendamos estos: 

Más allá de la hora del recreo

Profesores deben denunciar el acoso

Ciberacoso, causa de suicidio adolescente

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará