Inicio Salud Horario laboral de los padres causa fracaso escolar

Horario laboral de los padres causa fracaso escolar

Las jornadas laborales impiden la conciliación de la vida profesional, personal y familiar.

España es, sin duda alguna, el patito feo de Europa en cuanto a la distribución del uso del tiempo. Hablamos de que tenemos unos horarios peculiares y muy distintos a la mayoría de países de Europa lo que puede complicar realmente la conciliación de la vida profesión, familiar y personal.

Más horas de trabajo , menor rendimiento

Uno de los puntos importantes a resaltar es que los españoles trabajamos más horas que el resto de europeos y obtenemos, con diferencia, peores resultados, debido a que la productividad es notablemente menor. La causa principal son los horarios que no permiten una cómoda conciliación. 

Si nos comparamos, por ejemplo con Suecia, las diferencias son abismales. Dormimos una hora y media más e invertimos un tiempo más grande en desayunar. Además, paramos a media mañana para descansar, lo que retrasa la hora de comer y consecuentemente la jornada laboral. Invertimos mucho más tiempo en todo, lo que hace que la salida del trabajo sea 4 horas posterior respecto a Suecia. En Suecia a las 16:00h han acabado la jornada laboral, lo que permite invertir un tiempo, que es totalmente imprescindible, en todo aquello que es extralaboral. Los españoles acabamos por tener una sola hora antes de cenar para invertir en todo aquello que no sea trabajo, y eso incluye tiempo para los hijos y las actividades extraescolares. Porque además, nos acostamos muy tarde y acabamos por dormir menos horas de las recomendadas.  ¿Y que pasa? Que nos levantamos cansados, de mal humor, y sabiendo que queda una larga jornada laboral por delante.  Y como no, cuando llegamos a casa estamos tan cansados que no disfrutamos de la compañía familiar, cuando es totalmente imprescindible tener un tiempo mínimo para dedicar a tu familia. Por no hablar de la falta de tiempo dedicadas a actividades de ocio como vendría a ser hacer deporte o simplemente leer.

Los niños sufren las consecuencias del horario laboral de los padres

Y es que el prime time ( horas de mayor audiencia) televisivo en España empieza cuando acaba en el resto de países de Europa.

Aunque no lo parezca, la distribución del tiempo es el hilo conductor del que dependen la salud, las relaciones personales, la familia e incluso la relación con los hijos. Estos complicados horarios se aplican también a los niños, quienes deberían descansar más horas para poder aprovechar al máximo el tiempo en el colegio. Son los pequeños y los más jóvenes estudiantes los que se acostumbran a pasar muchas horas en los centros de aprendizaje pero sin invertir la atención al 100% en los estudios. En Europa, los horarios escolares son más reducidos, lo que aumenta la productividad de los estudiantes. Creamos unos hábitos en los niños desde pequeños que no facilitan su calidad de vida y que no son saludables ya que limitamos la posibilidad de aprovechar más horas de luz por las tardes para realizar actividades al aire libre, por ejemplo.

Es por ello, que los jóvenes son los más dispuestos a la modificación de las jornadas laborales. Las largas horas en las aulas no les facilita la vida estudiantil, ya que se quedan sin horas para disfrutar de lo que vendría a ser la “vida”.  Además, afirman que no invierten correctamente ese tiempo estudiando y que descansan muy poco porque necesitan seguir estudiando en casa por las noches.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará