Inicio Tecnologías Humanidades digitales,

Humanidades digitales,

La sociedad científico-digital necesita humanistas

En 2020 más de 750.000 empleos

serán en áreas científico-técnicas

El crecimiento de la sociedad digital ha abierto un mundo de oportunidades que a día de hoy, facilitan la vida y el día a día a millones de personas. Hablamos de una revolución digital imparable que asegura una mayoría de trabajos tecnológicos en el futuro. Si miramos datos numéricos, en 2020 más de 750.000 empleos serán en áreas científico-técnicas.  

Es por ello que la comunidad científica lanza un mensaje a los medios de comunicación, alto y claro: Necesitan perfiles profesionales del mundo de las humanidades. Se han ido recortando las horas dedicadas a estas asignaturas y pueden peligrar puestos de docentes especializados en estas materias. Actualmente, la conexión y vinculación entre ambas áreas sigue latente; las cuestiones y protocolos éticos en aspectos tecnológicos son y serán indispensables en un futuro para que el respeto al ser humano y a la sociedad se mantenga.

El desarrollo tecnológico ha estado ligado, desde sus inicios, con la rama más filosófica de las humanidades. Fueron los filósofos los primeros inventores de grandes y conocidos desarrollos tecnológicos. La lingüística y la psicología también tienen un papel imprescindible para impulsar el análisis de los problemas que surgen tras el propósito de controlar los riesgos futuros de la superinteligencia. El desarrollo tecnológico sin control podría arrollar nuestras vidas y hasta nuestra naturaleza. 

Las Humanidades Digitales abarcan multitud de disciplinas

La línea separadora entre ciencias y humanidades debe desaparecer para poder comprender que el ser humano es espiritualidad, política, moralidad y ética.  El amplio desarrollo tecnológico no puede carecer de criterios para los seres humanos. De este pensamiento, surge el concepto “Humanidades Digitales” que hace referencia al uso de las herramientas tecnológicas en el ámbito de las humanidades (docencia, creación o investigación).  Las Humanidades Digitales abarcan multitud de disciplinas como la geografía, la historia del arte o la arqueología. Pero la tecnología no puede ejercer únicamente como herramienta, también debe modular el contenido humanístico, y en este punto entran en juego los humanistas, quienes deben asegurar que la tecnología no haga perder la esencia de los contenidos.

La tecnología trae con ella un desafío que crea nuevas opciones profesionales para la gente de humanidades y sin duda su participación es necesaria para asegurar un desarrollo social positivo y mesurado.

Si te gustó este artículo, te puede interesar:

Profesores motivados, alumnos motivados

Tecnología al servicio de la educación

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará