Inicio Tecnologías Moda sostenible

Moda sostenible

Vestirse con el cambio que se desea ver en el mundo.

¿Qué es la moda sostenible?

“Más que una moda o una tendencia, es un estilo de vida”, afirma Beatriz Valdivia, sentada en el sillón de la tienda Moda en Positivo, un proyecto que desarrolló junto a su marido. Según nos explica, la moda sostenible se desarrolla en distintas formas: desde telas hechas con cultivos orgánicos, sin pesticidas, hasta prendas hechas con materiales reciclados. Incluso puede incluir artículos de producción artesanal que ayudan a reactivar económicamente a las pequeñas comunidades que los hacen. Su tienda, ubicada en el barrio Gracia de Barcelona, ofrece una amplia variedad de prendas ecológicas y socialmente responsables.

La moda sostenible es una forma de hacer y comprar prendas

Para definirla exactamente, la moda sostenible es una forma de hacer y comprar prendas, que tiene en cuenta el impacto social y ambiental que puede tener el artículo. Se toma en cuenta con qué materiales se hizo, cuánto tardarán estos en descomponerse, cómo son las condiciones de vida de las personas que los hacen, entre muchos otros aspectos que consideran el “ciclo de vida” entero de la ropa, desde que se hace hasta que queda en desuso.

Actualmente, Valdivia puede afirmar que el público que acude a su tienda en busca de alternativas al fast-fashion (como las tiendas de retail) está creciendo. “Hay mucha gente que no solía conocer nada sobre moda sostenible”, explica, “pero gracias a los últimos documentales y reportajes en los medios de comunicación, está conociendo que hay detrás de la industria de la moda, y hace un cambio de conciencia, deciden tener un consumo responsable.

Según Leticia Garza, quien se dedica a investigar sobre el tema, en diversos países de Europa, como Inglaterra, Noruega y Suiza, la moda sostenible se trata de una realidad asentada: “Estos países ya van muy adelantados en lo que trata de este tema”, afirma Garza al referirse a los nórdicos, “la sustentabilidad y la producción ética de moda es algo por lo que los consumidores preguntan, algo que exigen a la hora de comprar”.

Sin embargo, en España, Garza cree que es un cambio que está “muy en sus inicios”, y que junto con Estados Unidos y Latinoamérica, presentan un desafío para esta nueva ideología. “Es necesario hacernos ciertas preguntas a la hora de comprar ropa” opina Garza, “¿De dónde vienen las fibras? ¿Cómo se hicieron estos tejidos? ¿Cuáles fueron los procesos de producción? Y sobre todo… ¿cuál es el ciclo de vida final de una prenda?”.

Una de las cosas que ha aprendido es sus estudios sobre la sostenibilidad es que un 60% de los materiales que vestimos provienen del petróleo, y tardan 200 años en degradarse. Otro 30%, viene de cultivos de algodón que involucran grandes cantidades de agua y pesticidas, y afectan negativamente a las comunidades que lo producen.

 

Estos son números que indican la necesidad de hacer un cambio en la industria de la moda. Pero por suerte, el futuro no se tan sombrío: bastaba con verla a Emma Watson luciendo un vestido hecho con botellas de plástico recicladas en la Gala del MET para saber que es una temática que gana cada vez más atención.

El cambio incluso se va asomando a las grandes cadenas: H&M ha lanzado una exitosa campaña de reciclaje de ropa, y grandes grupos de lujo como Kering y LVMH han empezado a implementar nuevos protocolos y políticas de producción ecológica.

Estos son los primeros brotes que ponen en evidencia una ideología que parece marcar el futuro de la industria: “vístete con el cambio que quieres ver en el mundo”.

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará