Inicio Salud My son was a Columbine shooter

My son was a Columbine shooter

Mi hijo fue uno de los tiradores en el masacre del Hihgschool en Columbine, EEUU

..."detectar señales tempranas de una enfermedad mental en un ser querido"

Sue Klebold es la madre de  Dylan Klebold, uno de los dos tiradores que cometieron la masacre de la Escuela Superior Columbine en 1999. Durante el tiroteo, se produjo la muerte de doce estudiantes y un profesor, dejando además a veinticuatro heridos.

En la actualidad, Sue se dedica a buscar en recuerdos de su vida familiar las razones que pudieron llevar a tal acto de violencia. A través de conferencias y numerosas charlas TED, busca enseñar a otros sobre cómo detectar señales tempranas de una enfermedad mental en un ser querido, y evitar así tragedias como las que produjo su hijo Dylan.

“El cruel comportamiento que definió el final de la vida de mi hijo me demostró que era una persona totalmente distinta a la que yo conocía”, explica Sue durante una conferencia de TED. Confiesa que le preguntaron demasiadas veces cómo fue que pudo ignorar las señales sobre la salud mental de alguien que tenía a su cuidado.

..."fueron los impulsos suicidas lo que lo llevaron a convertirse en asesino"

Unos meses después de la muerte de su hijo, Sue descubrió un cuaderno con información que ella ignoraba: Dylan admitió, en sus hojas, que se cortaba, y que quería comprar un arma para terminar con su vida. Esta fue una de las claves de lo que dice haber aprendido la madre: para su hijo, fueron los impulsos suicidas lo que lo llevaron a convertirse en asesino, algo que es más común de lo que parece.

“Cuando alguien está en un estado suicida, se trata de una emergencia de salud mental. Su razonamiento pasa a estar comprometido, y pierde la capacidad de poder auto-controlarse”, explica. Sue también afirma que muchas personas son capaces de ocultar esta situación a quienes lo rodean.

...“Durante este período de extrema vulnerabilidad, Dylan encontró acceso a armas de fuego”

Pero la mayor pregunta que cómo madre se  hace es la siguiente: ¿cómo pudieron llevar los pensamientos suicidas de su hijo a convertirse en acciones homicidas? Para empezar, cree necesario destacar que en la escuela, su hijo había sufrido una serie de eventos que lo habían hecho sentir humillado, enojado. Y esta rabia, además, era compartida con uno de sus amigos, Eric Harris, un chico perturbado con tendencias homicidas. “Durante este período de extrema vulnerabilidad, Dylan encontró acceso a armas de fuego”, dice Sue, “y le fue demasiado fácil”.

Sin embargo, no fue hasta años después del tiroteo que Sue comprendió del todo la situación que atravesó su hijo. A raíz del episodio de Columbine, comenzó a tener ataques de pánico, y a ver su salud mental comprometida. Al igual que su hijo, perdió control de su mente, y entendió que sin ayuda, sin un tratamiento apropiado, una crisis mental es algo muy peligroso.

“Si el amor fuera suficiente para evitar que un suicidio suceda, entonces sucederían muy pocos"

“Si el amor fuera suficiente para evitar que un suicidio suceda, entonces sucederían muy pocos. Pero el amor no es suficiente”, afirma. Sue advierte los peligros ignorar situaciones problemáticas de seres queridos: “a veces nos impide ver lo que está a simple vista”. Y si eso lleva a eventos como el tiroteo que produjo su hijo, ella cree que aun así, es muy importante “saber perdonarse por no haberse dado cuenta tiempo, y no haber encontrado el tratamiento indicado”.

“Siempre debemos asumir que un ser querido podría estar sufriendo, sin importar lo que digan, o como actúen”, concluye, “deberíamos saber escucharlos con todo nuestro ser, sin juzgar, y sin buscar dar soluciones inmediatas (…) Pero sobretodo, nunca debemos dejar de intentar comprender, de saber lo que no sabemos”.

Conferencia original en inglés

Suscríbete a nuestro canal 

Sin Comentarios

Escribe un comentario

Tu correo electrónico no se publicará